Capítulo 4

Ojos rojos.

La esclerótica de los ojos parecía casi pintada de rojo. Los ojos volvieron hacia su acompañante, Matsuda Yasuke murmuró una pregunta.

─ “… ¿Durante cuánto tiempo has estado consciente?”

Después de parpadear extrañamente durante mucho tiempo, la persona en la cama, el ‘Súper Estudiante de Preparatoria Nivel Presidente del Consejo Estudiantil’, Murasame Soushun abrió su boca lentamente. Sus labios estaban resecos e hizo un sonido seco cuando la abrió.

─ “… Siempre.” Su voz era ronca y tranquila. Sonaba como una persona completamente diferente en comparación a como era antes.

─ “Con que así es como ha sido…” Matsuda dejó colar una sonrisa en su expresión. Se dirigió a su amigo, mostrando una sonrisa amistosa. “Pero, ¿No crees que es estúpido engañarme así?”

Sin embargo, Murasame no emitió un sonido. Sus ojos no mostraron ninguna emoción mientras lo miraba fijamente. Matsuda continuó con su tono humorístico para ayudar a calmar la tensa atmosfera.

— “Debe haber necesitado una gran cantidad de actuación de tu parte. Tus síntomas fisiológicos actuales y sus ecos han desaparecido casi por completo… Aun así, fácilmente fuiste capaz de dejar de ser una persona normal. No habríamos estado en esta situación si no hubiera visto a través de tu actuación.”

─ “¿Por qué viniste?” Pero su respuesta casi fue con una actitud violenta.

Como si se rindiera, la expresión de Matsuda regresó a una mirada más serena.

─ “Dijiste eso antes. Preguntaste por aquellos antiguos artefactos del Comité Directivo. Quiero que lo descubras… Ya sea si realmente despertaste o no.”

En respuesta Murasame solo apartó su mirada, re direccionando su atención hacia el techo y parpadeando sin sentido.

─ “Para ser honesto… Incluso yo estoy teniendo mis dudas…” Matsuda lamió sus labios secos antes de continuar, “¿Qué pasaría si… le dijera a esas personas que estas despierto?”

Murasame permaneció silencioso al interrogatorio de Matsuda. Como un auto a control remoto con la batería desgastada, sus reacciones eran lentas y débiles, en el mejor de los casos.

Tal vez no es solo una actuación.

Matsuda exhaló un profundo suspiro, respondiendo a su propia pregunta.

─ “Aun así, estoy seguro que la noticia les sorprenderá. Después de eso… Ya he adivinado lo que podría suceder. No se solía decir cuando las personas necesitan prepararse para lo peor… ‘¿Tiempos desesperados exigen medidas desesperadas?’ Hasta este momento ellos están confiando completamente en personas influyentes fuera de la escuela para cubrir este incidente.” Matsuda apartó su mirada de Murasame y lentamente, miró a su alrededor. En lugar de buscar algún tipo de reacción en él, se dirigió a los equipos electrónicos circundantes, como si tratara de comunicarse con ellos, “Después de todo… No pueden inventarse una excusa para esto. Cómo permitir una amenaza conocida por el público general, simplemente no pueden fingir que no hay ningún peligro. También hay personas que dicen que una persona despiadada no puede ser un buen investigador… Bueno, no es eso lo que importa. Eso solo depende de cuánto talento haya.”

Matsuda se mantuvo conversador y Murasame ni siquiera movió una ceja. Murasame Soushun solía ser el tipo de persona que al menos pretendería reírse sin importar qué tan mala fuera la broma, parecía que ese hombre ya no estaba allí.

El problema no es que se esté sintiendo deprimido.

Cuando Matsuda suspiró, apartó el cabello de su rostro. Sus largos y estrechos ojos miraban agudamente hacia Murasame.

— “Oy, Murasame. Esto no es una negociación, pero realmente quiero decírtelo… Estoy diciéndote esto para asegurarme de que lo entiendas, las intenciones de la escuela y las del Comité Directivo son muy diferentes. Para ser sincero, no me importa lo que esos tipos piensen. Solo quiero saber qué demonios está pasando en esta escuela. Así que yo‒”

— “Solo estoy pretendiendo…” Repentinamente abrió su boca. Matsuda lo vio sonreír, o quizás se lo imaginó. Al momento siguiente, cualquier trazo de ella había desaparecido completamente. La reacción que acababa de darle era una prueba de que una buena persona todavía estaba allí.

Puede que haya algo más en esto.

Matsuda se quitó su chaqueta y desbotonó su camisa blanca desgastada, regresando a su apariencia más usual. No fue porque se sentía más relajado. Sino que fue todo lo contrario. Se sintió más como que estaba alistándose para trabajar.

— “Lo tengo, no creo que serás capaz de escapar solo por usar esta actuación. Incluso aunque estás en este estado, sigues estando preocupado por esta escuela… ¿Y estás dispuesto a luchar por ella? ¿Es por esto que estás utilizando este acto, para así poder escapar de los ojos del Comité Directivo?”

Se sentó en la cama y se inclinó para decir algo.

— “Si fuera tú, estaría tratando de acostumbrarme a esta clase de poder. Te protegeré si tengo que hacerlo. Una vez que les entregue mi falso reporte, puede que incluso seas capaz de luchar con ellos. Puesto que no siempre es tan malo luchar junto a los chicos malos…”

Nuevamente, preguntó cómo era la condición de Murasame. Solo para verlo no responder o reaccionar.

— “No importa qué fuerza esté detrás de esto, todavía no sé mucho sobre el incidente. Es por esto que necesito que sobrevivas y me lo expliques, pero…” Murasame bajó su mirada levemente. Al menos, de lo que Matsuda pudo reunir, su ligero movimiento significaba un rechazo. Pensó que éste podría ser el caso pero tenía una pregunta con la que lo presionaría mucho más. Aunque particularmente no quería escuchar la respuesta que le podrían dar, debido a que era algo que ya le habían dicho antes.

— “El culpable es… Izuru Kamukura, ¿correcto?” Esa fue su pregunta, “Escuché sobre él de los miembros del personal, el nombre de la persona que había sobrevivido al incidente y que desapareció después, es llamado Izuru Kamukura. Pero, esa persona… ¿Realmente existe?”

Después de un corto silencio, Murasame finalmente abrió su boca.

— “Izuru Kamukura… asesinó al… consejo estudiantil…” Su voz era ronca y desgastada, pero transmitió su mensaje.

— “…Entonces, ¿Izuru Kamukura es real?” Matsuda esperó una confirmación, sin embargo no le respondió. Su boca permaneció abierta, rígida e inmóvil.

— “Oy, Murasame…” Matsuda lo llamó, instándole a continuar, la boca del chico finalmente se movió otra vez.

— “…Como sea.” Finalizó diciendo solo eso. Matsuda sintió algo de sus palabras.

Entonces, eso no importa.

No había sentido de la crisis en la Academia Pico de la Esperanza que mantenía a Murasame. Entonces no es un hecho conocido si Izuru Kamukura es el culpable detrás del incidente o no.

Los pensamientos de Matsuda fueron algo como. “¡Eso debe ser!”

Había algo más que necesitaba escuchar por encima de todo de lo que había comprendido.

Respiró fuertemente, y antes de darse la posibilidad de vacilar, hizo su pregunta.

— “¿Qué hay de Enoshima Junko? ¿Cuál es la conexión que tiene con el incidente?”

Murasame cerró sus ojos. Fue un pestañeo que pareció durar para siempre. Al siguiente momento, abrió sus ojos de nuevo. Su rostro era inusual.

Lágrimas amenazaban con derramarse de sus ojos abiertos, hizo un fuerte sonido de chirrido al apretar sus dientes. Su expresión enloquecida se convirtió en una de puro agotamiento.

Entonces Matsuda se dio cuenta.

La persona llamada Murasame Soushun ya no se encontraba allí.

El hombre que ellos llamaban ‘Súper Estudiante de Preparatoria Nivel Presidente del Consejo Estudiantil’ se había ido completamente.

El chico que conocía había encontrado su final.

— “Y-Y-Yooooo…”

‘Esa cosa’ abrió su boca de una forma dolorosamente amplia. Comenzó a escupir palabras que incluso no sonaban como palabras.

— “Y-Yoooooooooo deeeeeeeeeeboooooooooooo… Maaaaaaataaaaaaaar…. ¡Yooooooooooooooooo deeebooooooo… mataaaaaaaaaar!”

¿Yo debo matar?

— “¿Quién? ¿De quién estás hablando?” Matsuda colocó sus manos sobre ‘esa cosa’ encima de la cama y lo miró mientras le preguntaba. Enormes, grandes e irritados ojos voltearon a mirar hacia él momentáneamente.

— “Enoshi…ma…Jun…ko…”

Enoshima Junko.

El interior de su cuerpo fue golpeado por algo mientras estaba abrumado por la impresión. El fuerte impacto causó que Matsuda perdiera su propia voz.

Repentinamente, ‘esa cosa’ gritó.

— “¡…AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!” Sangre corrió por su cara, enrojeciéndolo de un rojo oscuro, haciéndolo lucir como un demonio. “ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO ENOSHIMA JUNKO…”

‘Esa cosa’ continuó gritando horriblemente, sonando como un disco rayado.

— “¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR!” Siguió gritando, una y otra vez, continuó haciéndolo.

Mientras ‘esa cosa’ gritaba con todo lo que tenía, Matsuda sintió un poco de frío. No era que estaba tranquilo. Esa sensación era pérdida, era como si su temperatura corporal en sí había caído.

Ya lo había entendido todo.

Ya había comprendido todo sobre ‘El peor, más grande incidente en la historia de la Academia Pico de la Esperanza’.

El verdadero enemigo de Murasame Soushun y de la Academia Pico de la Esperanza era, más probablemente, Enoshima Junko.

Esa fue su conclusión, ya se había imaginado el peor de los casos. No tenía otra opción más que establecer su resolución inductora de desesperación.

Entonces, no tengo más opción.

Pasé el punto de no retorno hace mucho tiempo.

Algo alrededor de la parte baja de su abdomen comenzó a burbujear y hervirse. Todavía caliente, todo su cuerpo se volvió más energético. Matsuda se dirigió a Murasame.

— “Oye… Te dije antes que te protegería si tenía que hacerlo, ¿no?” Habló en un tono de voz calmado, “Pero, también hay alguien que tengo que proteger a cualquier costo. Estarían perdidos si no los protejo… Así que, he decidido que sacrificaría todo para protegerlos.”

Cuando las palabras dejaron su boca, fueron tragadas por los gritos. Aun así, Matsuda siguió hablando.

— “…Soy horrible. Particularmente no quiero pensar en eso. Si olvido a la persona que me importa o si muere… Ese pensamiento es insoportable… Así que los protegeré. Sin importar qué pase, los protegeré.”

Mientras Matsuda hablaba suavemente, colocó ambas manos alrededor del cuello de ‘esa cosa’.

— “¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR! ¡MATAR!”

Incluso así, ‘esa cosa’ continuó gritando. No parecía comprender qué estaba pasando.

Si hay un rencor hacia mí por esto, entonces hay un rencor hacia mí.

Matsuda cerró sus ojos y pensó.

No me refiero a esa persona, quiero decir que mantendré un resentimiento contra mí mismo.

Al momento siguiente, Matsuda reunió todo su poder en sus manos y apretó.

Finalmente, la voz increíblemente ruidosa, los gritos de ‘esa cosa’ se detuvieron.

La cama en la que había sido asignado comenzó a sacudirse acompañado de un ruidoso sonido de traqueteo.

Matsuda se estaba inclinando hacia adelante, su cabello caía frente a sus ojos. Sin embargo, no aflojaba su agarre. En su lugar, lo apretaba, ponía todo su poder en sus manos.

Rápidamente, el temblor en la cama se aquietó. La sensación de lo que sus manos envolvían desapareció.

La sensación de ‘esa cosa’ terminó.

Después de un rato, Matsuda finalmente abrió sus ojos otra vez. Todos los músculos en su cuerpo se sintieron exhaustos y tensos, como si se hubiera convertido en una sólida pieza de hierro. Sudor goteaba de su frente, cayendo en sus largas pestañas.

Sin expresión, dirigió su línea de visión hacia ‘esa cosa’ encima de la cama. La luz de sus ojos había desaparecido, todo lo que quedaba era una profunda oscuridad.

Esos ojos mantenían una oscuridad más profunda que el color de la propia oscuridad.

Licencia

Icono para la licencia Dominio público

Este trabajo (Danganronpa/Zero por Kazutaka Kodaka, Rui Komatsuzaki) no tiene restricciones de copyright conocidas.

Sugerencias/Erratas

Los comentarios están cerrados.