Capítulo 6 – Parte 2

— “…Uju” Escuche una voz riéndose.

— “¡Uju… Aja… Ajajajaja!” Ella se reía de forma bizarra con una expresión eufórica y las mejillas sonrojadas.

—“¡AJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!”

Rió despiadadamente, como un bárbaro. Cuando terminó de reír, finalmente saco sus dedos de mi boca.

— “Cof, cof, cof” Tan pronto como lo hizo yo estaba tosiendo como loca. Sangre mezclada con saliva goteaba de mi boca.

— “Aja, sólo bromeaba. ¡Era sólo una buena broma! ¡No hay razón por la que quisiese tu lengua! ¿Acaso vienes de la Edad Media o algo así?”

— “Cof, cof, cof, cof”

— “Oye, ¿Estás preguntándote porque haría algo así? Te diré por qué, quiero ver esa cara tuya llena de desesperación. Verás, para mí esa es la mejor forma de presentación.”

Se dobló detrás de mí mientras aún estaba tosiendo y se limpió la saliva de sus manos en mi espalda. Luego dijo en un tono de voz muy serio,

— “Como sea, aún no me he presentado, ¿no es así?”

Logré ponerme en pie, sorprendida. Me abrumaba un mal presentimiento, como si algo realmente malo fuera a ocurrir.

No quería involucrarme con esta chica, mi intuición la rechazaba. Pero ella no paró. Continúo de forma orgullosa y anunció su nombre.

— “¡Mi nombre es Tenkujura Byuta!”

— “Tenkuujou…ra Byu…”

— “¡Mentira! Era una broma, ¡Una broma!”

Una  broma… ¿Acaso no tenía concepto de un buen momento?

— “Ah, estabas pensando ‘Acaso ella no tiene concepto de un buen momento’, ¿cierto?”

Además, es excelente en adivinar.

— “Pero, las bromas son sólo geniales, ¿no lo crees? ¿No fue Hirobumi Itou quien dijo, ‘Las bromas y el humor existen para que la humanidad no se vuelva loca’? Hmm, eso fue una mentira. ¡Hirobumi-chan nunca dijo tal cosa!”

No sabía que contestar. De cualquier forma, la chica al final contestó.

De verdad le tomó un rato.

— “Mi nombre es Enoshima Junko. Me hago llamar ‘La Súper Estudiante de Preparatoria Nivel Fashionista’. A veces soy una encantadora modelo con una audiencia adorable. A veces soy una encantadora… ¡No puedo decírtelo aún! Perdóname.”

Ella se presentó y las luces de los postes brillaron en su espalda, como si fuera un actor bajo el reflector de un escenario.

Enoshima Junko.

No podía entender sus pensamientos en absoluto, pero supe que no debía relacionarme con ella. Mi cuerpo empezó a moverse por sí mismo. Casualmente noté que había cogido mi cuaderno y escribía su nombre en él.

— “Oyoyo, ¿Qué estás haciendo?” Enoshima-san me miró rápidamente con una mirada curiosa.

— “Ah, um… Esto es…” Sin ser capaz de pensar en una buena respuesta, dudé en responder.

— “¡Argh! ¡No me digas que es un secreto! ¡Estás yendo a tu modo callada-chan otra vez!” Infló sus mejillas como si fuese una niña pequeña, e hizo una expresión frustrada. De un momento a otro, su expresión cambió en un segundo. Admito que estaba un poco impresionada.

— “Sabes, el asunto del personaje callado no está de moda hoy, ¿Eh? Ya que los humanos tienen tan excelentes habilidades para conversar, no deberías explotarlo más. Es como Reece Witherspoon. No espera, no es así… ¡Es un total desperdicio!”

— “Pero, esta conversación no esta yendo a ningún lado, todo lo que tú dices es demasiado críptico para—”

— “Deja de hablarme de tú. Me presenté antes ¿no?” Su tono era amenazante.

— “Um… Enoshima-san, no he sido capaz de entender nada de lo que has dicho, ha sido demasiado c—”

— “Abandona el ‘-san’. ¡Odio que se refieran a mí con tales formalidades!”

— “Pero solo nos conocimos hace unos pocos minutos, no debería ser irrespetuosa…”

— “No somos completas extrañas ni nada parecido. Ahaha, ¡Eso está mal! Es decir, ¡Tú y yo somos amigas por correspondencia!”

— “… ¿Amigas por correspondencia?”

— “Ya sabes, leíste mi carta, ¿no? Viniste aquí porque la leíste, ¿no?”

¿Carta? ¿Qué carta? Revisé mi diario rápidamente y eso me lo recordó. Cuando lo recordé alcé  mi voz por la sorpresa.

— “¿EH? ¡¿Entonces tú?!”

— “Así es, soy la que se llevo tus recuerdos de rehén, ¡Soy la identidad secreta de ese bello secuestrador!”

“Pe-Pero, por qué—”

— “¡Ey! No dependas de mi, ¡Piensa por ti misma aunque sea una vez!”

— “Um… Entonces de verdad querías que Matsuda-kun y yo—”

— “¡Eso es completamente incorrecto!”

Di lo mejor de mí para responder correctamente, pero fui intimida por ella con su actitud amenazante.

— “Bueno, como sea, en realidad no puedo decirte mucho.” En cuanto dijo eso, Enoshima-san tomó el diario que estaba debajo del árbol y lo metió dentro de su escote sin prestar atención a la cubierta húmeda.

— “Upupupu, es una lástima pero me quedaré con este diario por un tiempo más. No puedo dejar que te lo lleves de la escena del cri-oh dios, oh dios, oh dios, oh dios, oh dios.” Los ojos de Enoshima-san de repente se abrieron.

— “¿Oh Dios, dios, dios, dios, dios?” dijo volteándose, mientras miraba hacia todos lados. Gritó como una lunática.

— “¡Se ha ido! ¡Se ha ido! ¡Se ha ido! ¡Se ha ido! ¡Se ha ido! ¡Se ha ido! ¡Se ha ido!” Fui tomada por sorpresa por su cambio repentino y tímidamente pregunté.

— “¿Q-Que… se ha ido?”

— “¡Se ha ido! ¡Se ha ido! ¿No es raro? ¡No hay nada aquí! ¡No hay nada aquí!” Corrió por el perímetro del árbol diciendo lo mismo una y otra vez, como un disco rayado, aunque no entendía por qué.

— “Así que, dime ¿qué es lo que se ha ido?” Le insistí con un tono de voz más fuerte.

— “¿Hm? Ah…” Al final me miró. Al contrario de la expresión que esperaba, su rostro estaba completamente inexpresivo. Continuó mirándome con una expresión ausente y habló con un tono de voz monótono, suave, como si estuviese hablando de algo como una moneda perdida.

— “El cadáver, el cuerpo que estaba muerto. ¡Había un cuerpo póstumo aquí antes!”

— “¿Eh?”

— “Ah, ¿te olvidaste de eso también? En serio, de verdad eres olvidadiza. Es decir, ¿viste el cadáver también, no?” En cuanto dijo eso, otra pregunta vino a mi mente.

— “… ¿Eh? ¿Cómo sabías que era olvidadiza? ¿Te lo dije?”

— “E-Eso no importa. No hay error, ¡Sé que definitivamente había un cadáver aquí antes!” La voz de Enoshima-san se elevó. No hizo caso a mi pregunta. “¡Tienes que creerme! ¡Había un cadáver aquí antes! ¡Lo sé porque yo lo maté!”

— “… ¿Eh?” De repente me puse rígida.

— “Es decir, llegué desde atrás y lo sujeté, con mis dos manos. ¿Sabes? ¡Mojó un poco sus pantalones! Viejos como él siempre deberían tener pañales listos ¡Si los tuviesen en verdad le darían a una persona un mejor sentido del alivio!”

— “¿Eh?” Me quedé quieta, como si alguien hubiese hecho algo para confundirme. Para hacerlo corto, a pesar de mi estado de confusión, Enoshima-san continuó hablando mientras hacía gestos exagerados.

— “Teehee, estoy un poco dudosa de decirlo, pero algo de eso llegó a mi ropa. Así que fui al baño a lavarme pero, mientras no estuve… El cadáver parece haberse escabullido. Desapareció por completo. Mi error, él en verdad me sorprendió con esa orina. Así que para que sepas, ese diario que acabo de levantar estaba cubierto de orina.”

— “¿Eh?”

— “Para ser honesta contigo, solo lo tuve como una especie de ejemplo para los otros… En serio, quién hizo eso…”

— “¿Eh?”

— “Francamente, ¿vas a volver con eso otra vez? ¿No deberías llevarte con la época y sacar a tu personaje activo interior?”

— “¿Eh?”

— “¡Qué idiota!”

No tenía sentido. En mi cabeza no podía encontrarle sentido a sus palabras, dándoles vueltas y vueltas en mis pensamientos. A la vez que se pulverizaban contra mi cerebro, fui golpeada por un terrible dolor de cabeza. Realmente no la entendía para nada. Como sea, ella acababa de decir que había matado a alguien ¿no? ¿Por qué le diría algo así a alguien que acababa de conocer?

— “Ah, te estás preguntando por qué te diría todo esto, ¿no es así?” Una vez más acertó. “¡Lo he decidido! ¡Tú vas a ayudarme!”

— “… ¿Eh?” Estaba aturdida, pero sentía una tremenda cantidad de ansiedad creciendo dentro de mí y expandiéndose  a mi cuerpo entero. “¿Y-Yo ayudarte? ¡E-Espera un segundo! ¡N-No puedo involucrarme en algo como esto!”

— “¿Eh?”

— “Dije… ¡No puedo involucrarme en algo como esto!”

— “¿Eh?”

— “D-Dije—”

— “Deja de repetirte tanto. ¡Estás comenzando a volverte demasiado un personaje energético!”

— “No es eso, yo—”

— “Tú me malentiendes. Es decir, por ejemplo, cuando comes una taza de ramen, tienes que esperar tres minutos después de ponerlo en agua caliente. Mientras esperas preguntas en voz alta ‘¿Por qué tres minutos?’ y esperas por una respuesta. Pero nadie nunca responde ¿no?”

Mis pensamientos estaban llenos de un abrumador y caótico desastre.

— “¿D-De que estás hablando? Eso no tiene nada que ver c—”

— “¡Tiene todo que ver con esto! ¡Es lo mismo!” Enoshima-san replicó con un fuerte tono. “Lo he decidido, ¡Vas a hacer lo que te diga que hagas! ¡No tengo que explicar nada más! Ah, no estoy alardeando ni nada pero me pongo muy impaciente y siempre me rindo antes de que hayan pasado los tres minutos. Las personas siempre piensan que prefiero fideos más duros pero la razón no es ni de cerca tan confusa. Oye, me entiendes, ¿no?”

Cualquier conocimiento que hubiese tenido se desintegró con un golpeteo, mi cerebro había colapsado en un montículo de escombros, todo lo que permaneció de eso fue un sorprendentemente y grande signo de interrogación.

No lo entiendo en absoluto.

Esa era la única cosa que sabía con absoluta certeza.

Es imposible entender a otros perfectamente, es más fácil llevar a cabo el acto sobrehumano de ganar las Olimpiadas. Esa sería una hazaña verdaderamente increíble. Aun así, supe desde el mismo inicio que no debía involucrarme con ella. Pero oye, al menos no es demasiado tarde para alejarme de ella.

Así es, ¡debería alejarme!

Al final, llegué a esa simple respuesta. De inmediato di marcha atrás, pegué una patada al piso y corrí hacia el otro sentido.

Solo para toparme con Enoshima-san adelante.

“¡¿Qué de—?!” Caí sobre mi trasero. Mi cuerpo entero se entumeció y mi trasero dolía, la miré. Antes de darme cuenta, Enoshima-san estaba bloqueando mi camino. ¿Cómo era ella capaz de moverse tan rápido? Fue como si se hubiese movido antes de que yo siquiera me hubiese dado vuelta y me las hubiera arreglado para irme, entonces ella estaba detrás de mí en un instante.

— “¡¿T-Teletransportación?!”

— “Prefiero el término Shukuchi. Eso es lo que ponen en las novelas ligeras, me gusta mas así.”

Mi cuerpo entero se sentía derrotado y magullado. Parece como si no importara lo que haga, no podré ser capaz de escapar de esta chica. Podría decir que esto no tenía nada que ver conmigo tantas veces como quisiera… Pero esta chica no me dejará no tener nada que ver con esto.

— “Oye, ¿quizás no me entendiste?” Se agachó y me miró apropiadamente.

No podía dejar de mirar sus ojos.

Campanas de alarma sonaron en mi cabeza otra vez. No podía mirar hacia otro lado.

— “Te dije, no importa si lo quieres o no, todo depende de lo que Enoshima Junko decide. Esa es la razón por la cual,  la idea de siquiera huir de Enoshima Junko es una idiotez. Desde que todo en este mundo pertenece perfectamente a Enoshima Junko. Este hombre, esa chica, todos y cada uno en este planeta solo nacieron y fueron situados en el mundo de Enoshima Junko. Para ser breve, ‘lo que es tuyo es mío’ y ‘tú eres mía’… Este planeta entero es solo un juguete para Enoshima Junko.”

¿Qué? Esta chica es tan egocéntrica y malvada que es nauseabundo. Solo podría esperar que no estuviera yendo en serio y en silencio maldije mi propia falta de suerte por encontrármela.

— “Bueno, como sea está bien. Pero, volviendo al tema, el cadáver.” Ella parecía estar cambiando de discusión. Desplazó su peso a la otra pierna y me dirigió una pregunta. “Oye, ¿conoces al Comité Directivo de la Academia de Pico de la Esperanza?”

— “¿El Comité Directivo de la Academia Pico de la Esperanza?” Busqué en mi cuaderno pero no pude encontrar esas palabras en ningún lado. Parece como si no supiese nada de ellos. Pero, porque ella diría tan de repente ese nombre de todas las c—

— “Huele como si no lo hubieses oído… Oh, sentido incorrecto, ¡Perdón! De vuelta. ¿Parece como si no lo hubieses oído?”  Enoshima Junko extendió sus manos de una forma exagerada, como un presentador de televisión. “¡Bing Biiiing! Así es, ese cadáver que debería haber estado ahí, ¡Era un miembro del Comité Directivo de la Academia de Pico de la Esperanza! Esos hombres tienen más poder que el grupo de profesores, maestros y el director, eso significa que prácticamente están a cargo del lugar entero. Upupupu, ¿Oír esas clases de cosas no te emociona?”

No, esta chica era la única que se estaba emocionando.

— “Pero, no tienes que preocuparte. Es decir, decidí matarlo aquí. Así es, he decidido todo desde el mismo inicio. Al final, no tiene sentido, no importa cuánto esos hombres intenten ocultar ‘ese incidente’.”

— “¿…Ese incidente?” Sin querer le había prestado atención otra vez. Solo había sido una reacción instantánea la que había tenido, sin realmente haber querido reaccionar. Era algo que dejé escapar en el impulso del momento sin pensarlo.

— “Oh dios, oh dios, oh dios ¿estás interesada después de todo? ¿Estas interesada en eso?” Después de oír algo como «ese incidente» entre comillas tantas veces, una no puede evitar sentirse curiosa, ¿no es así? Enoshima-san puso entonces sus manos en sus caderas, hizo una pose arrogante y declaró en voz alta, “Estoy hablando del ‘Peor, más grande incidente en la Historia de la Academia Pico de la Esperanza’ ¡A eso a es a lo que me refiero cuando digo «ese incidente»!”

Tan pronto como oí sus palabras en el interior de mi cabeza sentí un extraño calor. ¿Qué es esto?

Un cosquilleo cálido paralizó mi conciencia. Al mismo tiempo, como si estuviese siendo manipulada por un titiritero empecé a escribir en mi diario.

El Peor Incidente en la Historia de la Academia Pico de Esperanza.

— “De verdad serias buena como trabajadora a medio tiempo. Ya que siempre tienes que escribir todo lo que el encargado te dice en tu primer día en una libreta de notas. Pero, si alguna vez yo tuviese que escuchar a un encargado hablando constantemente, lo mandaría al infierno. No estoy siquiera bromeando,  lo llevaría directo al infierno. Primero atacaría a su familia, luego atacaría a todos sus amigos y conocidos, así podrían probar un poco de desesperación. Luego, finalmente cuando me estén rogando que los mate, los haría sufrir incluso más… Como sea, ¿quién eres tú?”

— “¿Eh?” Busqué en mi diario sorprendida. La chica tenía una mirada cargada de furia. Podría partir cualquier cosa en su camino. Pero no me estaba mirando, en vez de eso estaba mirando algo detrás de mí. Miré hacia atrás por un breve segundo. Pero, sólo vi árboles en la oscuridad total de la noche.

— “Oye, te pregunté quién eras, ¿no estás escuchando? Aún así, Enoshima-san siguió interrogando a la oscuridad.

En la esquina de mi visión periférica creí ver algo moverse. Justo después de eso, algo emergió, balanceándose desde una brecha en los densamente compactos árboles.

— “… ¿Eh?”

Una máscara blanca contrastada con un paisaje todavía oscuro apareció. Era la cara de una persona. Parecía como si estuviese cubierta casi completamente con pintura blanca.

— “Aah, me encontraste, ¿Uh?” Junto con la voz, pude divisar una silueta de una persona en la oscuridad. Podía ver un par de ojos que parecían pertenecer a una serpiente. Un largo y esbelto cuerpo vestido con un uniforme negro. Tenía un cabello negro que le caía por sus hombros, combinando su ropa con negro sobre negro. Desde el claro, una cara blanca con ojos finos, no diferentes de los de un reptil se alzó.

— “Mi nombre es… Madarai Isshiki.” Era la boca de un hombre, aunque parecía casi como si no se moviera.

— “Ya veo. Eso está bien y todo pero… ¡Qué nombre más tonto! ¡Enoshima Junko es mil veces más genial!” Pude ver como Enoshima-san le gritaba por sobre mi hombro.

Incluso en esta situación esta chica estaba sonriendo y no parecía perturbada.

— “No puedo discutir con eso, pero  sigo teniendo seguridad en mi nombre. Pero hablando de eso, pareces tener el control sobre algo mas.”

— “Oh, y ¿qué es eso?”

— “Si pudiera, quisiera hablar contigo a solas. Bueno, supongo que esto es inevitable.”

Susurrando bajo su respiración, Madarai sacó algo de su bolsillo… Lo que parece ser una foto.

Como un reptil, movió sin descanso su línea de visión de arriba hacia abajo. Turnándose entre nosotras y la foto que estaba sosteniendo.

— “…Lo veo ahora, entones esa es Enoshima Junko.”

— “Entonces, ¿necesitas a Enoshima Junko para algo? Ella contestó instantáneamente.

— “No, solo oí un rumor.”

— “¿Sobre como Enoshima Junko es una impecablemente perfecta y hermosa mujer sin igual?”

— “Bueno, ese es justamente el caso pero no…” Cuidadosamente Madarai separó sus palabras y cambió radicalmente su tono de voz, “¿No es Enoshima Junko quien está involucrada en «ese incidente»?”

— “¿Así que quieres oír sobre eso? Ja ja, no podrá ser”  A pesar de eso Enoshima-san estaba sonriendo tan despreocupada como siempre. Esa fuerte fachada que tenía, no dio señales de romperse. “No me molestaría en hablar sobre eso a un don nadie como tú. ¡Aprende tu lugar!”

— “… Pensé que diría tal cosa. Bueno, no esperaba que me lo dijera tan fácilmente.”

— “¿Que harás al respecto? No me digas, ¿me vas a obligar a decirlo? ¿Qué eres tú? ¿Un anticuado liberal? ¡Tal estúpida anticuada táctica solo funciona en Películas VCinema!” (Videos publicados por Toei)

— “Seré anticuado pero debería decirle, no soy de la clase que es paciente con las mujeres. Sólo puedo esperar que no esté esperando que sea gentil.” Madarai nos dirigió una mirada fija.

Madarai y Enoshima-san se miraron con furia. Parecía ser capaz de oír los truenos. Esto realmente no tiene nada que ver conmigo, ¿no es así? Este es un asunto que debe ser puesto en orden entre un hombre llamado Madarai Isshiki y una mujer llamada Enoshima Junko. Así que yo realmente no tengo nada que ver en eso, pero si es así, ¿por qué estoy temblando de miedo cuando no estoy relacionada con esto de ninguna forma?

— “Bueno entonces, ¿están las dos preparadas? Si ustedes—”

— “¡E-Espera un segundo!” Levanté mi voz para protestar. Ambos, Enoshima-san y Madarai dirigieron sus miradas hacia mí. “Uh, erm… Es sólo que, ¿no es extraño que usted haya dicho ustedes dos? Es decir, cuan útil podría ser yo para—”

— “No puedo dejar a una de ustedes huir, ¿puedo? Pareces estar involucrada con Enoshima Junko, así que hay una posibilidad de que también estés involucrada en «ese incidente».” Dijo Madarai mientras lamia sus labios. “Solo te puedes culpar a ti misma por involucrarte con Enoshima Junko. He estado escuchando quejas sobre esta chica por algún tiempo. Sólo estaba preparado para una persona, ¿pero ahora debo lidiar con dos? Eso es el doble de trabajo. Aún así como fui paciente antes, la paciencia viene a mi ahora.”

— “¿Q-Qué…es eso…?” Qué teoría tan confusa… No, eso no es una teoría. Es solo una abrumadora ética egocéntrica. Hablando de de egocéntricos, aún no se compara al de ella.

— “Hmmmmmm, entiendo. Definitivamente tienes una actitud de si puedo-lo hago. Pero sabes… ¡Esta chica de aquí tiene una actitud de si puedo-lo mato!” Mientras decía eso, Enoshima-san palmeó mi cabeza mientras sonreía. ¿De qué chica estaba hablando? “Oye, ahora no es el momento de estar con la mente en blanco, ¡te veré después!”

¿Huh? ¿Ver a quien después?

— “¡Ah! ¡Veo el parecido! Tu imitación de un lobo marino malo ha mejorado mucho. Pero ahora no es el momento para eso, ve y pelea con él, rápido. Es tu trabajo, ¿no es así?”

— “¿Q-Q-Qué estás diciendoooooooooooo?!” Grite y lancé mis brazos en el aire.

— “Está bien.  ¡Eres una chica puedo-lo hago! ¡Así es, una chica puedo-lo mato, puedo-muero!”

— “Oy, oy, no hables con palabras tan retorcidas… Diciendo cosas como ‘puedo-lo mato, puedo-muero’, no es algo que las chicas de secundaria deberían decir.” En cuanto lo oí decir eso, Madarai hizo una sonrisa más amarga.

— “Oh dios, oh dios, ¿no te gusta la matanza recíproca?” Enoshima-san le respondió con un tono burlón, “Lo que sea que vayas a hacer, no esperaba que tuvieras tales opiniones. Estoy un poco decepcionada.”

— “…Es natural.  No tengo una razón para matar. Después de todo, todavía planeo escuchar muchas historias. Trataré de que por lo menos sus bocas funcionen.” Madarai entornó sus ojos de serpiente más aún. Para enfatizar su punto, se repitió a sí mismo, “Pero solo… sus bocas.”

Se enderezó y balanceó como una llama en una vela, con cada movida se acercaba más.

— “Hmmmmm, en serio es una actitud de puedo-lo hago.”

— “Es natural. He estado esperando por esta oportunidad desde «ese incidente».” En cuanto Madarai dijo eso, sujetó su mano a su pecho y lo apretó, aunque su mano parecía contrastar contra su apariencia de serpiente. Si lo golpeo, ¡su cara  cedería como la de un personaje de manga!

— “¿Q-Q-Q-Qué deberíamos hacer?… ¡¿Q-Q-Qué puedo hacer…?!” Mire hacia atrás, con mis ojos llenándose de lágrimas.

— “Lo sabía, no hay remedio.” Enoshima-san parecía firme y contestó en un tranquilo y profundo tono de voz. Luego volvió al normal y refrescante tono, “¡Tu turno!”

— “¡E-ESPERAAAAAAAAAAAAAAAAA!”

— “¡Ahaha! No te preocupes, ¡estará bien!”  Me agarró abrazándome desde atrás. “Por supuesto cooperaras conmigo. ¡Ahora podrás exhibir tu ‘talento’ tanto como te plazca!”

¿Huh? ¿Mi talento? ¿Ella dijo mi talento?

— “Ey, ey, cuando estás en apuros, ¿no deberías tan sólo mirar tu diario?”

En cuanto dijo eso, miré mi diario y tan pronto como lo hice…

¡Whooosh!

¡Crack, bang!

[Estruendo, Ruido, golpe] ¡Bam bam bam bam!

Sonidos que solo escucharía en anime hicieron eco alrededor. Miré hacia arriba por acto reflejo.

— “… ¿Eh?” Enoshima-san quien estaba abrazando mis hombros solo un instante atrás estaba ahora metida en una intensa batalla con Madarai a tan solo unos pocos metros enfrente de mí.

¡Kapow, wham, bang bang bang bang!

Madarai atacaba con sus extremidades como si fuesen látigos.  Al contrario, Enoshima-san no cedía ni una pulgada, a pesar de su feminidad… ¡Q-Qué fue ese movimiento!

— “¡Oye, tú! Pareces un cerdo, ¡para de estar atontada!” Enoshima-san giró sobre su pierna como si fuera una gimnasta increíble y alzó su voz. “¡Sigue leyendo tu diario!”

Mientras giraba sobre su pierna, Madarai se dejó caer al suelo con un gemido breve. En cuanto hizo eso, giro sobre su esbelto cuerpo y con ese impulso devolvió una patada como si estuviesen bailando breakdance.

— “¡Ups!” Enoshima-san lo eludió saltando en al aire, Madarai aprovechó la oportunidad para estabilizarse e inmediatamente lanzó un gancho derecho. Parecía como si él estuviese demasiado lejos para dar un golpe certero, pero su brazo ignoró su longitud y la alcanzó. Sin embargo, Enoshima-san se las arregló para bloquearlo con su puño, dar marcha atrás a su movimiento y patear su abdomen con su pierna derecha.

— “¡Gwah…!” Madarai gimió en respuesta. Al final los dos pararon de pelear.

— “Oh, yo gano.  Eso fue una patada creciente. Desde que la vi en una revista siempre he estado esperando por probarla.” El acuclillado Madarai no le preguntó. Enoshima-san tenía una sonrisa cursi.

Como sea, ¿cómo es que la escuela de la lucha libre  empezó? Lo había olvidado pero ahí no parece haber un contexto para—

— “Te dije, ¿qué estás haciendo parada ahí como una idiota?” Estaba parada quieta, aturdida, cuando la voz frustrada de Enoshima-san interrumpió mis pensamientos.

— “Apúrate y usa tu diario para ponerte al corriente. No quiero arriesgar mi vida por na—”

Su expresión cambió.

Una patada alta fue hacia ella desde detrás como un látigo, el cuerpo delgado de Enoshima-san fue sesgado como un trozo de papel.

— “¡Ah!” Alzó su voz y pegó un salto para alejarse antes de poder mirar alrededor.

— “…Fiuuu, eso fue peligroso.” Se levantó de su pose arrodillada como si nada hubiera pasado. Hablando de peligroso, su brazo derecho tenía una marca roja. Debió haberlo usado para bloquear la patada de Madarai. Pensé que era extraño que los brazos delgados de Enoshima-san no estuviesen dañados para nada después de toda esa fuerza—No, parecía que yo no era la única. Madarai miraba a Enoshima-san con el ceño fruncido, parecía realmente frustrado.

— “Upupu, ¿asustado puesto que soy tan fuerte? ¿Te estabas conteniendo? ¡Soy el arma de último modelo a la moda, quien hasta ahora ha salido invicta en trescientas peleas! ¡Bam!”

— “Cállate.” Se mofó con odio ante sus palabras. Madarai fue a atacarla de nuevo. La batalla intensa se reanudó. Se atacaron usando sus cuerpos enteros, mano derecha, pie derecho, mano izquierda, pie izquierdo, y alternaban de forma rápida desde la ofensiva a la defensiva y de vuelta a la ofensiva. Mientras los observaba empecé a escribir cosas en mi diario.

— “¡VAAAAMOOOOOSSSSSS!” Enoshima-san acababa de devolver una patada giratoria y Madarai hizo una sonrisa torcida. Él evadió su patada, se agazapó y cayó sobre el cuerpo de ella. Sus largas manos la alcanzaron  y trataron de abrazar su cintura. Pero en ese momento, Enoshima-san lo apartó con un rodillazo en su quijada.

— “¡…Guh!”

Madarai se las arregló para virar en la mitad del ataque y esquivó apenas por muy poco la rodilla de Enoshima-san. Pero, perdió el equilibrio e intentó caer sobre el pasto sobre su mano derecha. Sin embargo, aterrizó con el costado derecho de su cuerpo, con un “hiiiyah”, Enoshima-san le envió otra patada giratoria. Apresuradamente, Madarai intentó defenderse con su mano derecha, pero fue demasiado tarde.

La intensa patada le dio en la sien derecha. Con un sonido seco, la figura torcida de Madarai se deslizó sobre el césped.

— “¡Yo gano! ¡Yo gano! ¡La mariposa samba hace la samba en zigzag*!” Habiendo dicho eso, Enoshima-san se rió estrepitosamente. [*Supuesta referencia al opening de Captain Tsubasa, Moete Hero]

— “Tengo el hábito de dejar que mi lengua larga tome el control. Bueno, de verdad deberías tomarte algo de tiempo para aprender de vuelta lo básico. ¡Tienes que gatear antes de poder caminar!” Enoshima-san rió a carcajadas. Sacó un espejo de mano de debajo de su uniforme y comenzó a arreglar su cabello.

A pesar de acabar de estar en una pelea, estaba respirando calmadamente como si nada hubiera pasado.

Fui corriendo hacia ella y la animé alegremente.

— “¡L-Lo hiciste! ¡De alguna forma lo hiciste! ¡Pensé que estabas acabada, por un momento!” La expresión de Enoshima-san dio un giro de 180 grados.

— “¿Uuuh?” Sus ojos se llenaron de indignación, “¿…Siquiera estabas prestando atención? ¿Piensas que el caso se cerró? ¡Ese es un malentendido del tamaño del Armagedón!”

— “¿…Eh?”

Vi algo levantarse desde la esquina de mi ojo. Era Madarai.

— “¿C- Cómo?”

— “Esa patada no debería haberlo enviado tan lejos. Él estaba usando su propia fuerza para ser lanzado a la vez. Así podría reducir sus heridas. Solo fue porque me lo tomé con calma para empezar.”

CHIRRIDO

Podía oír el chirrido de metal siendo raspado. Madarai estaba rechinando sus dientes lo suficiente para causar chispas.

— “Oh, ¿Estás enojado…? ¿Estás enojado con alguien…?”

Dirigí mi atención al frente, hacia Madarai. Una voz vacilante vino desde detrás de mí, en la dirección de Enoshima-san.

— “Está bien, no hay forma en que puedas perder contra este hombre… Probablemente.”

— “¡Al menos trata de sonar más convincente!” Dije, mirando todo lo que había escrito.

— “No mires hacia otro lado.” Me sermoneó Enoshima-san con voz severa, “No dejes de mirar a tu presa. Esa es una de las reglas básicas.”

— “Uhh, presa…” Al contrario, yo pensaría que mi lado es el de la presa. Mientras rechinaba sus dientes, Madarai nos localizó y se movió para acercarse. Estaba emanando un aura de sed de sangre cual  víbora hambrienta. Me sentía como un conejo amenazado, temblaba.

En esta clase de situación, Enoshima-san es en verdad la única en la que puedo confiar.

— “¿Qu—?” Los ojos de Madarai de repente se abrieron. “C-Cuando hizo…”

¿Cuando hizo qué? No me gustaba como sonaban esas palabras. Mire detrás de mí temerosa.

“……………”

¿Como dijo que era lo de la otra vez? Miré mi diario y lo recordé. Así es, lo sé ahora.

— “…Era Shukuchi, ¿cierto?”

Cuando miré detrás de mí ya no había nadie allí. Sin darme cuenta, la figura de Enoshima Junko, cuerpo y sombra se habían ido.

— “Parece que te ha dejado atrás.” Era una voz detrás de mí.  Volviendo a mirar frente a mí vi a Madarai. Él me miró tenazmente. “Pero no hay nadie a quien culpar. Sólo tendré que vérmelas con ella mas tarde. El orden solo ha cambiado… Eso es todo.”

Sus palabras fueron como una sentencia de muerte, al final me di cuenta de mi error fatal. De forma idiota estaba confiando en Enoshima Junko. Así que en verdad no me estoy quejando de eso. De cualquier forma, ¡debo hacer algo!

Miré insegura hacia donde había dejado caer mi diario. Oí la voz de Madarai.

— “…Oy, ¿por qué insistes en mirar ese cuaderno?”

— “U-Uhm… Es que…” no podía alzar mi rostro. Mi mente se tornó en blanco y violentamente ojeé el diario. Por como las cosas estaban ahora, no pude encontrar una buena forma de escapar.  Di lo mejor de mí para hacer tiempo.

— “P-Por favor espere un instante. Su objetivo es investigar el Peor, más grande incidente en la Historia de la Academia Pico de la Esperanza, ¿no? No creo que haria algún bien preguntándome sobre eso. Ya que no sé nada sobre el inci—”

— “¿Por qué sabes su nombre?” La fría voz de Madarai hizo encogerme y me puso a temblar.

— “¿A-A que se refiere?”

— “Antes sólo me referí a eso como «ese incidente». ¿Por qué sabes sobre el Peor, más grande iIncidente en la Historia de la Academia Pico de la Esperanza?”

Levanté mi rostro con timidez, Madarai me fulminó con la mirada cada vez con más intensidad. Miré mi diario de inmediato para escapar de su mirada.

— “Es que… Bueno, um… Lo acabo de oír de mí misma… N-No sabía que era algo real…”

— “En primer lugar, respecto al nombre ‘Peor, más grande incidente en la Historia de la Academia Pico de la Esperanza’, sólo unas pocas personas en la escuela lo saben. El hecho de que hablaras sobre eso sin dudar significa que en verdad eres sospechosa. Parece que realmente gané la lotería.”

No tuve que mirar para saberlo, sus ojos de cruel reptil estaban sonriendo. Un escalofrío me bajo por la espalda.  Mis frías extremidades se pusieron rígidas y yo estaba completamente paralizada.

Este es el final.

Esta es probablemente la primera vez desde mi nacimiento en la que estoy totalmente consciente de mi muerte.

Mi mente se puso totalmente en blanco y—

Matsuda-kun.

En verdad lo amo.

Aún si digo eso, recuerdos como diapositivas nunca vinieron a mi cabeza. Mis recuerdos de él son solo sentimientos después de todo. Así que susurre su nombre en mi mente e intenté recordar…

Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun…

¿Eh?

Um, intentemos eso otra vez.

Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun, Matsuda-kun…

¿…Eh…?

Es extraño, no me siento mejor.

— “¿No puedo… Recordar…?”

Mi cuerpo entero se sintió mareado. El hecho de no poder recordar más a Matsuda-kun, me provocó un ataque de miedo y soledad como nunca había tenido.

¿Es este el sentimiento de pérdida por olvidar a Matsuda-kun?

Era un sentimiento horrible que nunca antes había sentido, como si hubiese sido mandada a las profundidades del infierno.

Era un sentimiento horrible, como si mi cuerpo estuviese siendo devorado por mil monstruos malvados.

— “¿Qué está mal? Te has puesto pálida.”

— “¿…Eh?” Miré hacia el rostro de Madarai y finalmente lo entendí. El hombre frente a mí me había hecho sentir tanto miedo, justo ahora no puedo controlar mis emociones. Por eso, no puedo recordar mis sentimientos por Matsuda-kun en absoluto.

— “Parece como si estuvieras a punto de ser atacada.” Rió ante su propia pésima broma.

Matsuda-kun, Matsuda-kun.

A pesar de que estaba completamente agobiada por el miedo, continué repitiendo su nombre en mi mente. Pero intenté no mostrar mi miedo. Susurré desesperadamente su nombre una y otra vez. Como una oración, repetí su nombre junto con mis sentimientos.

Quiero ver el rostro de Matsuda-kun, quiero tocar a Matsuda-kun, quiero encontrarme con Matsuda-kun, quiero encontrarme con Matsuda-kun, quiero encontrarme con Matsuda-kun.

Entonces de repente…

Mi corazón dio un salto y golpeó con fuerza, mi sangre fue bombeada a través de mi cuerpo a un ritmo vertiginoso. Me sentí cálida y mis extremidades congeladas por el miedo fueron otra vez capaces de moverse.

Quiero encontrarme con Matsuda-kun.

Me mantuve murmurando esa pequeña frase, y el miedo se derritió.

¡Quiero encontrarme con Matsuda-kun! ¡Quiero encontrarme con Matsuda-kun! ¡¡Quiero encontrarme con Matsuda-kun!!

— “…Quiero…encontrarme con Matsuda-kun…”

— “¿…Hm?” Habiendo notado mi comportamiento extraño, Madarai se tomó un instante para alejarse de mí. Quizás era cauteloso por naturaleza. Calmadamente analicé y pensé sobre la situación. Permaneciendo serena, releí el diario rápidamente en mi cabeza. De repente miré la  primera página. Pude ver un ‘cierto talento’ que había escrito. Me pregunto porque nunca lo había notado antes. ¡Este es de seguro el poder del amor que tengo por Matsuda-kun! ¡Me encontraré con Matsuda-kun! ¡Me encontraré con Matsuda-kun! ¡Me encontraré con Matsuda-kun!

No era sólo un deseo ahora, era mi único objetivo, me sentí más cálida solo de pensar en eso.

— “… Tú, muévete ahora.” Levanté mi rostro del diario y miré  fijamente a Madarai, “¡Me encontraré con Matsuda-kun!”

— “¿Quién es ‘Matsuda-kun’…? ¿Qué es este repentino cambio de comportamiento?”

— “¡Es amor por supuesto!” Grité triunfalmente. “¡Es el poder del amor que tengo por Matsuda-kun!” Chillé sin ninguna vergüenza.

— “Erm, el poder del amor y todo eso es genial… Hace que las personas hagan cosas dementes en ocasiones estúpidas… Pero, aun así, en verdad no te entiendo en absoluto.”

— “De cualquier forma, estás siendo un fastidio.” Mientras decía eso lo miré realmente furiosa.

— “¿…Acaso estás desesperada o algo? Esto es algo vergonzoso. Las personas desesperadas son siempre impredecibles en el mejor de los casos. No importa si son fuertes o débiles, siempre es un fastidio manejarlos.”

— “Está bien, solo muévete.”

— “Sí… No te entiendo en absoluto.” Se inclinó hacia adelante y bajó su centro de gravedad.

Él se debe estar preparando para atacar. Pero eso…

No es mi problema.

No puede extinguir mi rojo y caliente fuego.

¡Me encontraré con Matsuda-kun! ¡Me encontraré con Matsuda-kun! ¡Me encontraré con Matsuda-kun!

Lo había decidido, así que con mi diario aún abierto, di un paso hacia adelante completamente indefensa.

Madarai respondió bajando aun más su centro de tensión y llevó su puño a su cadera. Estaba listo. Aunque, a pesar de estar listo, no parecía como si el fuese a hacer el primer movimiento. Él solo estaba siendo muy precavido. El realmente tiene una personalidad precavida.

Pero…

No, viéndolo como…

Me detuve en medio de la zancada y exclamé,

— “Madarai Isshiki, ¡Jaque mate!”

— “A qué te refieres, esa es una frase bastante sosa.”

— “…Madarai Isshiki, ¡¡Es jaque mate!!” No podía pensar en otra cosa que decir así que sólo repetí mi línea.

Yo era como un animal salvaje a punto de lanzarse sobre su presa, y entonces bajé mi centro de tensión. Permanecí en esa posición y empujé toda la fuerza que tenía hacia mis piernas hasta que no pude más.

¡Todo de una vez lo liberé!

Pateé el piso con toda la fuerza que tenía y comencé a correr con una fuerza explosiva en la dirección opuesta a la que Madarai había preparado.

— “¡¡O-Oye!!”

Deje atrás al sorprendido Madarai en cuanto levantaba su desconcertada voz y corría detrás de mí. En cuanto escuché esa voz abrí mi diario otra vez y revisé la primera página por «mi talento» escrito allí.

Así es, ese es mi talento. Puedo usarlo para sacarme de esta situación. No pude recordarlo antes así que no me había dado cuenta de que tenía uno.

Después de un rato pude oír pasos detrás de mí, persiguiéndome.

Quizás debería probar predecir algo.  Si pudiese predecir lo que ese hombre que me sigue está pensando justo ahora, apuesto que estaría pensando algo como…

No entiendo a esta chica en absoluto.

Licencia

Icono para la licencia Dominio público

Este trabajo (Danganronpa/Zero por Kazutaka Kodaka, Rui Komatsuzaki) no tiene restricciones de copyright conocidas.

Sugerencias/Erratas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *