Capítulo 6 – Parte 1

Me di cuenta después de un rato que estaba corriendo, con lágrimas y mocos en toda mi cara, estaba escribiendo algo en mi diario.

Pero, no podía recordar por qué estaba corriendo. Comencé a reducir la velocidad y leí lo que había escrito en mi diario. El recuerdo que acababa de olvidar hace un momento instantáneamente volvió a mí.

―“¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!” Mientras gritaba corrí a través de la Plaza Central a toda velocidad. Después de subir a ciegas la cerca de hierro, corrí por la acera hasta que vi el dormitorio delante de mí. Corrí dentro del dormitorio tan rápido como pude, buscando la habitación de Matsuda-kun. ¡En un momento como este el único en el que puedo pensar, el único en el cual puedo confiar es él!

Mientras corría por el pasillo del dormitorio busqué a través de mi diario, busque la ubicación de la habitación de Matsuda-kun. Entonces, recordé algo.

―“A menos que tengas una buena razón, no puedes visitar la habitación de Matsuda-kun en absoluto.”

Sin embargo, si esto no es una buena razón, entonces no sé cuál sería, así que ignoré esa advertencia. Busqué entre más páginas, finalmente recordando dónde estaba la habitación de Matsuda-kun y llegué a ella.

BANG BANG BANG BANG BANG

Violentamente golpeé a su puerta y grité con todas mis fuerzas.

―“¡M-MATSUDA-KUN! E-ES UNA EMERGENCIA, ¡¡UNA EMERGENCIA!!”

No importa cuánto tiempo esperé frente a su puerta, no se abría.

―“¡M-MATSUDA-KUN! ¡OYE, MATSUDA-KUN!”

Aún así continué golpeando mis manos contra su puerta. Desesperadamente, seguía golpeando la puerta. A pesar de que había perdido las esperanzas de que él pudiera aparecer, seguí golpeando mis manos contra la puerta. Golpeando, golpeando, todavía seguía golpeando la puerta.

―“… ¿Quién es?”

Una puerta se abrió, pero fue la de la habitación contigua.

… ¿Eh?

Por extraño que parezca, no había nadie allí. La puerta se abrió, y escuché una voz pero no pude ver a nadie.

―“¿Qué pasó? ¿Por qué haces tanto ruido?” La voz resonó a través del pasillo, era la voz de un niño. Miré a mi alrededor una vez más, pero como pensé no había nadie allí.

―“… One-san, ¿dónde estás mirando? Estoy justo aquí.”

―“¿D-Dónde estás?” Le grité al pasillo aparentemente vacío. “¡M-Muéstrate!” Con eso escuché la voz otra vez.

―“Jajaja, no me estoy escondiendo. Estoy justo frente a ti. Sólo no te has dado cuenta aún, One-san.”

―“¿Justo frente a mí?”

Para ayudar a calmarme, tomé un respiro profundo, reduje la aceleración de mi respiración áspera y enfoqué mi mente.

Fue entonces cuando me di cuenta.

―“Oh, ¿finalmente me has notado?”

Justo frente a mis ojos estaba parado un pequeño y joven niño que parecía extrañamente como un Zashiki Warashi[1].

tumblr_mqi55stVeQ1rhk9zpo1_500

―“…Ah, no te sientas mal por no verme. Verás, mi presencia siempre ha sido apenas perceptible desde que nací. Casi todos los que conozco no se dan cuenta de mí. No  me molesta, estoy acostumbrado.”

Tenía la cara de un muchacho joven y la voz de alguien que no había alcanzado la pubertad. Sorprendentemente carecía de cualquier característica distintiva. Por ejemplo, si te pidieran dibujar el rostro de un niño sin mirar una foto como referencia, terminarías dibujando esta. Era identificable en un aspecto por lo menos, debido a la carencia de características él ciertamente tenía una cara única.

― “Así que, ¿Qué está mal?”

― “… ¿Eh? ¿Qué quieres decir con qué está mal?”

― “Oye, oye, ¡¿es decir que viniste a golpear la puerta gritando hubo un sangriento asesinato, a una hora donde incluso los insomnes estarían durmiendo y ni siquiera sabes qué es lo qué está mal?!”

En sus manos sostenía una enorme bolsa llena hasta el borde con pan dulce que sería conveniente para el apetito de las personas en proceso de crecimiento. En la parte delantera de la bolsa de papel, parecía el logo de ‘Hansel & Gretel’. Escogió un pan dulce de la bolsa y lo metió en su boca.

― “Fhwo, Fwa Fwahen?”

― “… ¿Eh? ¿Qué dijiste?”

El joven masticó y tragó el pan, ―“Dije, ¿Qué pasó? Dime. Mis talentos son muy útiles.”

Como me instó, él me miró. Prestando especial atención a mi pecho y piernas.

― “Um, antes de que lleguemos a eso, me gustaría preguntar algo… ¿Por qué hay un niño aquí? ¿Tu hermana o hermano mayor cursan en esta academ―”

― “Soy Kamishiro Yuuto del 77vo Grupo de la Academia Pico de la Esperanza. Un gusto en conocerte.”

― “… ¿Eh?”

― “Soy un estudiante de secundaria.”

… ¿Qué?

― “Por supuesto, mi cabello ya ha crecido en la parte baja.”

… ¡Oh, mi!

― “No actúes tan sorprendida, de todos modos, ¡ya que me he presentado por qué no me dices tu nombre!”

― “C-Cierto, um…” Con eso levanté mi diario frente a su rostro.

― “¡Jaja! Bueno, esa es una interesante manera de presentarte.” Respondió desde el otro lado de mi diario. ― “Mmmm, ¿Otonashi Ryouko, no es así? …Hm, no es un mal nombre. Mi paciencia ha subido de nivel esperando sólo que te presentaras.”

Tenía una risa inocente, al igual que un estudiante de primaria.

― “Bueno, entonces,” Su rostro repentinamente se hizo muy serio. ― “¿Qué tipo de problema tienes?” Sus ojos brillaban con curiosidad… O más bien, ellos me miraban con curiosidad. En realidad, no era curiosidad, eran más codiciosos, más calculadores, más fanáticos.

― “Es sólo que parecías estar en un gran apuro, así que sólo puedo asumir que viste algo bastante malo.”

Él me miró a los ojos con un aura que parecía chocar con su joven apariencia. Metió su mano en la bolsa de papel y sacó un pan dulce, como si fuera la lotería.

― “¡Oh, genial! ¡Un Pan Ebisu de calabaza y melón!” En ese momento puso una sonrisa inocente y rellenó felizmente su boca con el pan.

― “¿Así que cuál es este problema?”

― “Um… No es realmente un problema o algo así… Es sólo que necesito entrar en la habitación de Matsuda-kun…”

― «Fhafufhwaf fwhou.»

― “Lo siento, no entendí eso…”

Kamishiro-kun tragó el pan y dijo, ― “Matsuda Yasuke salió.”

― “… ¿Salió?”

― “¡Sí, salió!”

― “¡EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEH!” Grité sin querer y mi voz resonó a través de todo el dormitorio. ― “¡N-No es posible! ¡No puede, no puede! ¡Seguro que eligió un buen momento para desaparecer!”

― “Dices eso, pero podría haber sido inevitable.” Kamishiro-kun continuó mordisqueando su pan, a pesar de mi evidente perturbación emocional. ―“Quiero decir, su nerviosismo es bien conocido entre el Grupo 77. Después de golpear su puerta tan fuerte, estoy bastante seguro de que él lo hubiera notado. Estoy en la habitación de al lado e incluso yo lo noté y salí a investigar.”

― “Pero si él no está aquí… ¿Entonces dónde está Matsuda-kun?”

― “¿Tal vez está pasando toda la noche en su laboratorio? Él suele pasar noches enteras allí muy seguido.”

― “¡Lo tengo! ¡Su laboratorio!” Me di la vuelta y comencé a correr.

― “¡Ah, espera!” Kamishiro-kun me detuvo. ― “No puedes ir ahora, ¿no? ¿Lo olvidaste? Creo que hay un sensor para la prevención de delitos en la valla de hierro en el distrito este.”

― “… ¿Eh? ¿No puedo ir?” Entonces no puedo confiar en Matsuda-kun para esto. ― “Tienes que estar bromeando…” Busqué exhaustivamente a través de mi cerebro. ― “Oh, no… ¿Qué debo hacer? Esta es la mayor crisis que he enfrentado…”

― “Entonces, ¡¿Por qué no me dices?!” Kamishiro-kun miró hacia mí con una expresión de calma. ― “Es una pena ver el lindo rostro de One-san con una expresión tan preocupada, no puedo sólo dejarlo. ¿Cuál es la situación? Te escucharé.”

¡¿Qué clase de problema?! Bueno, ya sabes sólo…

― “… ¿Eh?”

Solo…

― “Um… ¿Qué era?” Aparentemente mi cabeza no lo sabe. Parece que lo olvidé otra vez.

― “Espera un momento…” Rápidamente revisé mis notas.

― “Jaja, dije que no tienes que ocultarlo. Bueno, si no era tan serio entonces no deberías haber golpeado la puerta de esa manera. ¡A esta hora de la noche, es casi como si hubieras encontrado un cadáver de los Archivos de Casos de Kindaichi[2]!”

Un cadáver… Tan pronto como Kamishiro-kun dijo eso, encontré las palabras en mi diario. En ese momento fui atacada por una súbita realización y dejé de respirar.

― “Oye… ¿Qué pasa?… ¡Oy, luces como si hubieras visto un fantasma, One-san!”

Acabo de encontrar los recuerdos que dicen que encontré un cadáver. No puedo respirar. Intenté decirme a mí misma que tenía que respirar de nuevo una y otra vez.

Esto no tiene nada que ver conmigo.

Sólo sigue repitiendo eso.

― “Nada que ver conmigo… Nada que ver conmigo… Nada que ver conmigo…” Para mí eso era como un hechizo mágico. Cada vez que decía eso el mundo rápidamente se reducía… Era un hechizo mágico.

― “Es cierto… No tiene nada que ver conmigo… Nada que ver conmigo, cierto…” Repitiéndome eso a mí misma fui capaz de calmarme y cerrar el diario apropiadamente ─ Leí mi recuerdo una vez más descuidadamente.

El Diario  de los recuerdos de Otonashi Ryouko estaba bajo los pies de un cadáver.

En ese momento grité más fuerte que la otra vez.

―“¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! ¡LO OLVIDEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!

Mi diario había sido tirado en un charco. No importa cuántas veces intente argumentar que no tiene nada que ver conmigo, no puedo negar el hecho de que mi nombre estaba allí en la escena del crimen. ¡Esto no es diferente de ser un extra y ser arrastrado hacia el centro del escenario en frente de una audiencia sin rostro y que te den un tratamiento cruel!

Esto es malo. ¡Mi corazón latía violentamente!

― “¿Q-Q-Qué voy a hacer?… ¿Q-Qué voy a hacer?…” Se estaba rompiendo. El mundo bajo mis pies se estaba derrumbando. ¡Antes de que cayera completamente, necesitaba obtener ese diario!

Impulsada por mis frustraciones al máximo nivel, aceleré a toda velocidad.

― “¡O-One-san! ¡Espera un segundo!” Una voz detrás de mí me llamó. ― “Si sólo me dices la situación yo─”

― “Muy bien, si puedes, dile a Matsuda-kun cuando regrese que lo estaba buscando. ¡ADIÓS!” Le respondí a gritos sin siquiera mirar y corrí a través del pasillo.

Salí del dormitorio y corrí a lo largo de la acera en el distrito sur. Me subí encima de la valla con el impulso que tomé mientras corría. Corrí tan rápido como pude a través de la oscuridad de la Plaza Central. Incluso después de que hubiera corrido hasta quedarme sin aliento, cosa que no recordaba, y continué corriendo a toda velocidad. Hasta que llegué a la fuente.

Pero…

― “… ¿Qué…?”

Sentí una extraña sensación de incomodidad.

Enfoqué mis ojos para ver una y otra vez, y… Sí, hay algo extraño aquí. Usualmente suelo confiar en otras personas más que en mi propia cabeza, si me cruzo con alguna extraña circunstancia, dudaría de mi propio cerebro.

Descubrí el cadáver de un anciano en la fuente de la Plaza Central.

Bueno, al menos mis recuerdos parecen respaldar mi convicción. La razón detrás de mi sentimiento de incomodidad fue causada por la escena delante de mí.

No había ningún cadáver. Esa es la razón.

Era extraño que hubiera un cadáver, pero ahora que no hay ningún cadáver es aún más extraño.

Extraño y más extraño… El epítome de la extrañeza.

¿Quizá está realmente vivo?

¿O quizás no está muerto?

No sabía cuál era la razón, inconscientemente miré a mi alrededor. En la base de uno de los árboles cercanos, vi algo. Era un cuaderno. El único con ‘Diario de los recuerdos de Otonashi Ryouko’ escrito en él.

Pero, ¿qué es esto? ¿Por qué estaría aquí mi diario? Mientras me estaba interrogando caminé hacia donde estaba el diario.

― “¡Ta dadadada ta da~!”

Me estremecí y comencé a temblar mientras miré detrás de mí. Había una chica justo detrás de mí.

― “¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¡Así que finalmente decidiste aparecer!” Ella estaba en una postura intimidante, con sus brazos cruzados sobre su pecho, parecía tener alrededor de la misma edad que yo.

Tenía un llamativo maquillaje que parecía haber salido directo de una revista de modas. Tenía un largo y suave cabello rubio. Su pecho salía de su uniforme que estaba estúpidamente desabotonado de forma parcial. Debajo de su corta falda se encontraban un par de largas, delgadas y blancas piernas.

A primera vista parecía una linda chica normal. Pero esos ojos, esos ojos parecían cualquier cosa menos ordinarios. Sus ojos eran como un pantano negro sin fondo, eran tan oscuros que parecían encarcelar cualquier oscuridad circundante… Qué extraños ojos.

Tan pronto como vi sus ojos, las luces de advertencia en mi cabeza se iluminaron en código rojo. Huye, cada célula en mi cuerpo me gritaba que corriera. Pero al mismo tiempo, sentí como si cualquier resistencia que pusiera era en vano. Era prisionera en su jaula. Pero, no podía quedarme inmóvil.

― “…Oye, oye, ¿Por qué me estás ignorando? ¿Eres un personaje mudo por defecto?” La chica estaba sonriendo pero era una sonrisa que le daba poder absoluto sobre los débiles. Era una sonrisa de pura maldad.

― “¡Ah! ¡Ya entiendo!” Repentinamente alzó la voz, levantó su mano y apuntó su dedo índice hacia mi frente. ― “Lo que estabas pensando justo ahora. Estabas mirando hacia mis brazos cruzados, ¿no es así? Ahora que lo pienso, nunca cruzaré mis brazos sobre mi pecho de nuevo. Pero eso es porque algunas chicas tienen los pechos demasiado grandes para colocar sus brazos por encima, cieeeeerto… ¡Qué grosera! ¡Una mujer que se enorgullece del tamaño de su pecho es horrible! ¿No sabes que todas esas cosas malas nacen del mundo de fantasía de mierda de los espectáculos de variedades, anime y juegos? ¡Ah, ASQUEROSO! ¡Es realmente asqueroso! Pero sabes, ¡ten más fe en el ahora! ¡Sólo si fueras de la zona rural podrías haber sido considerada como caliente, cuando salgas de la ciudad no comparas a nadie pero aún así quieres ser notada tan estúpidamente que te quitas la ropa para cualquier persona cuando en realidad ellos sólo pueden ver que eres solamente una chica con una cabeza vacía y un buen trasero a la que fácilmente pueden quitarle su virginidad! Cambiando el tema, las vírgenes son lo peor, ¿no? ¡Incluso más por el hecho de que los caracteres para virgen (童貞) y los caracteres para el nombre de Dong Zhuo[3]   (董卓) son tan similares! Pero aun así, después de todo eso, Lü Bu todavía fue el que lo asesinó. ¡Aunque creo que al final Dong Zhuo es todavía un trillón de veces mejor que una virgen!… Y, ¿de qué estaba hablando?… Aah, sí, sí… ¿La historia de Cao Cao[4]? En retrospectiva, Cao Cao se unió a la coalición contra Dong Zhuo por lo menos un poc─”

― “Oye, puedes bajar un poco─ ¡Ay!” Obviamente ofendida por mi intento de detener su enfático discurso, ella presionó su dedo índice sobre mi frente haciéndome parar.

― “¡Ah, lo recordé esta vez! ¡Estábamos hablando de cómo deberíamos tener más fe en los pechos! Ya sabes, si tienes algunas cosas malas que decir acerca de la fe en los pechos, entonces deberías sólo decirlo justo ahora. ¡O sólo deberías pronunciarlo en italiano! ¡Si no lo haces entonces será más difícil para ti cuando te hagas mayor! ¿Entiendes? ¡Terminarás inclinándote por toda la tienda! ¿O serás una de esas personas? ¡Que terminan ganando contra los efectos de la gravedad! ¿Has adquirido de alguna manera unas habilidades para derrotar a la gravedad? ¡Qué sorpresa! ¿Entonces Magneto va a venir a escoltarte? Bueno, tengo que decirlo, pero es posible que él ya te haya encontra─”

― “Por favor, para de─fugha” Intenté de detenerla siendo más insistente pero ella empujó sus dedos en mi boca.

― “Cierra… Espera, no es eso. ¿Qué es lo que dices cuando quieres que alguien deje de hablar? Bueno, como sea. En cualquier caso, deja de hablar. Deja de interrumpirme. ¡Me encanta hablar, sabes! Silencio-chan, debes mantener tu boca cerrada como una buena Silencio-chan. Ya que es mi turno justo ahora después de todo…”

― “Fhuga… Hafwhefa…”

― “¡Jaja! ¡No entiendo nada de lo que dices~!” Se derramó saliva de mi boca en sus dedos y un delgado hilo caía en el suelo, aunque la chica no parecía darse cuenta en absoluto.

― “En cualquier caso, ¿cuál es tu nombre, Silencio-chan?”

― “Fhughahoe… Fhuga…”

― “Oy, oy.” Ella hizo una mueca malhumorada. ― “No digas fhughahohe… Sólo di tu nombre. Si no dices tu nombre en tres segundos o menos entonces seguiré la regla de los tres segundos y te arrancaré tu lengua.”

Cuando terminó de decir eso, agarró mi lengua con sus dedos. Ella enterró sus dedos y los había usado como una mordaza para mi lengua.

― “¡Muuuy bieeen! Uno…” Empezó una cuenta regresiva. ¿Eh? ¿No es una broma? Mi cuerpo estaba cubierto con un sudor frío.

Espera un segundo, ¡no puedo hablar si ella está sosteniendo mi lengua!

― “Dooos…” Me di cuenta de que todavía sostenía mi diario en la mano. Rápidamente lo coloqué frente a sus ojos.

― “Hm, ¿Otonashi Ryouko, no es así?… ¡Qué mal!” Como si ella fuera un demonio del infierno, extendió su boca en una sonrisa y rio. ― “Te dije que tenías que DECIR tu nombre, ¿no es así? ¡No que me lo mostraras!”

― “… ¿Fhwe?”

― “Bien, entonces, han sido tres segundos. ¡Tomaré tu lengua justo ahoraaaaaaa!”

― “¡Ha, AAAAAAAAAAAAfuguUUUUUUUUAAAAAAA!” Con todo lo que pude reunir intenté desesperadamente resistir. Sus uñas cortaron cruelmente mi lengua. El sabor de la sangre y el hierro mezclados en mi saliva a lo largo de mi boca, tan pronto como lo probé mi voluntad de luchar rápidamente desapareció. Me miró sin expresión, sus ojos se llenaron con el color oscuro de la desesperación así como absorbía cualquier esperanza que tenía. Me recordó que era inútil resistirse. Parecía que toda mi energía desaparecía y mi diario se resbaló de mi mano. Desistí de todo y dejé que mi cuerpo se relajara.

[1] Zashiki Warashi (座敷童子): Es un tipo de fantasma en la mitología japonesa. Protege las casas y a sus habitantes de cualquier peligro, proporcionando felicidad y prosperidad. Se le representa como una niña de corta edad vestida a la manera tradicional del Japón, con pelo corto y kimono.

[2] Kindaichi Shounen no Jikenbo (金田一少年の事件簿): Es un manga de misterio basado en las aventuras de un estudiante de secundaria que ayuda a la policía en la resolución de los casos más difíciles y tétricos, llamado Hajime Kindaichi, nieto del famoso (ficticio) detective privado Kosuke Kindaichi.

[3] Dong Zhuo (董卓): Era un poderoso señor de la guerra durante los últimos años de la dinastía china Han, antes de la era de los Tres Reinos. Dong Zhuo hizo dimitir el heredero legítimo, y puso al emperador Xian de Han como su marioneta. Su actitud cruel y tiránica hizo que señores de la guerra provenientes de todo el imperio se aliaran contra él, lo que le hizo mover la capital al Oeste, a Chang’an. Finalmente Dong Zhuo fue asesinado por su hijo adoptivo, Lü Bu, como parte de un plan por el ministro de interior Wang Yun.

[4] Cao Cao (曹操): Fue el último primer ministro de la dinastía Han. En 189, el Emperador Ling murió y le sucedió en el trono su hijo mayor, aunque eran la emperatriz viuda y los eunucos los que detentaban el poder real. Los dos generales más poderosos de esa época, He Jin y Yuan Shao, se conjuraron para eliminar la influencia de los eunucos. He Jin convocó a Dong Zhuo, gobernador de Liangzhou (凉州) para que entrara con su ejército en la capital Luoyang y presionara a la emperatriz. Al ver que no era posible el acuerdo con Dong Zhuo, Cao Cao abandonó Luoyang en dirección a Chenliu (陳留) donde formó su propio ejército. Al año siguiente, los señores de la guerra, bajo el liderazgo de Yuan Shao, unieron sus fuerzas contra Dong Zhuo. Cao Cao se unió a su causa. Cuando Dong Zhuo fue finalmente asesinado en 192, por su propio hijo adoptivo Lü Bu.

Licencia

Icono para la licencia Dominio público

Este trabajo (Danganronpa/Zero por Kazutaka Kodaka, Rui Komatsuzaki) no tiene restricciones de copyright conocidas.

Sugerencias/Erratas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *