Capítulo 2

Academia Privada Pico de la Esperanza

Solo estudiantes de secundaria con talentos especiales son permitidos en esta escuela aprobada por el gobierno.  Se les enseña para que puedan convertirse en la ‘esperanza’ del país. Es una escuela que merecía ser llamada la escuela de la esperanza. Por lo tanto, puesto que la gente comenzó a decir “Cualquier estudiante que se gradúe de esta escuela se será exitoso en la vida”, atrajo algo de envidia. Al ver que ahora la mayoría de los graduados trabajan en altos puestos de su profesión, no era necesario ser un genio para darse cuenta de que no eran simples exageraciones. Hay dos requisitos para poder entrar a la Academia Pico de Esperanza.

  • Matricularse actualmente como estudiante de secundaria.
  • Ser los mejores en su campo elegido.

No hay ningún examen de ingreso requerido para entrar en la Academia Pico de la Esperanza. Ya que todos los estudiantes ingresados tienen diferentes talentos, no tendría sentido… Esa es una de las políticas de la escuela. El estudiante es explorado por la facultad de miembros de la Academia Pico de la Esperanza, quienes también investigan y enseñan tal talento. Se dice que esos miembros de la facultad y el personal de la Academia son más como padres adoptivos del talento. Encontrar el talento y luego cultivarlo, para ellos es una misión muy importante.

Pero, ahora ellos estaban…

Ahora la escuela era…

Frente a una crisis previamente inédita y sin precedentes.

La Academia Pico de la Esperanza, Distrito Este y los edificios de la facultad.

En los edificios alineados en el Distrito Este fue prohibida la entrada estudiantil. Ahora, el interior del edificio estaba sumido en una apacible tranquilidad.

Los corredores que una vez desbordaban miembros de la facultad y el personal ahora están completamente vacíos. Las habitaciones privadas, habitaciones grandes que uno no creería que fueran habitaciones de la facultad, todas ellas fueron abandonadas. Todos los que estaban allí fueron reunidos en un solo lugar.

…Sala de reuniones N°13.

Situada en la planta superior, con una capacidad para 300 personas, se presumía como la más grande en la escuela. Justo ahora, los miembros de la facultad de la escuela se habían reunido en esa sala. Estaba a plena capacidad, no había asientos disponibles en la larga mesa repleta de personas.

Sin embargo, estaba extrañamente tranquilo.

Dentro de la sala de reuniones solo la voz de una persona podía ser escuchada.

El dueño de esa voz era…

El director de la Academia Pico de la Esperanza, Kirigiri Jin.

Licencia

Icono para la licencia Dominio público

Este trabajo (Danganronpa/Zero por Kazutaka Kodaka, Rui Komatsuzaki) no tiene restricciones de copyright conocidas.

Sugerencias/Erratas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *